Blogia
el blues del exiliado

Regresar en Octubre

Se termina septiembre. Septiembre suele ser un mes de inicios, de comienzos. Los septiembres suelen marcar el principio de cosas. Pero este año no es mi caso. El día 30 será mi último día de trabajo antes de coger unas merecidas vacaciones. Mi trabajo es así. Vacaciones en Octubre. Ya ven… Pero yo soy un tipo muy conformado y acepto cualquier mes con tal de no trabajar. Además juego con la ventaja de ser caspolino de Zaragoza. Y Octubre es un mes muy bonito para regresar. Llevo 15 Pilares lejos de Zaragoza y todos los años intento arañar algún día para poder regresar. Este año estaré cuatro días que me parecerán medio. La agenda ya se va llenando de actividades que realizar, de nombres, de gentes a las que volver a ver. Intentaré estar, sin ningún género de dudas, el día 9 en el Paseo Indepencia para ver y escuchar el último trabajo de Miguel Ríos. Me gustaría ir a La Romareda para presenciar el Trofeo Ciudad de Zaragoza, pero no sé si me coincidirán las fechas. No quiero perderme el partido de Fútbol Sala de Primera Nacional entre Viveros Arnal y Vilolai en La Granja, también el día 9. Y quiero estar en la calle. Todo el tiempo que pueda. Mezclarme con la fiesta y con la gente. Y hacer fotos. Muchas fotos. Tendré que hacer un hueco para entrenar, aunque sea poco. Y por supuesto que no perdonaré unas cañas y unas tapas el día 12 en el Casco Viejo.
Octubre es un buen mes para regresar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres